sábado, 2 de marzo de 2013

sobre el último libro



Sinopcis
Este andar de rotos en bienvenida inicia en  tormenta, para no terminar sino siendo un andar, delirio, viento.
 Tormenta en el aire, dice, y  apoya la birome para constituir una estructura helicoidal hacia el núcleo,  hacia dónde caen o  desde dónde vuelven,  unos con otros los poemas.
Planos que dictan los rotos y agradecen  la bienvenida, pero no como una resignación de aprendizaje sacrificado, donde gracias al dolor vale la vida, no, en los poemas hay rotos andando, caminando hacia, entonces “la soledad no dura un tiempo, sino una distancia del camino” dijo  J.E.  Clemente. ,  al mismo  centro de la vida.
Y cada página  más adentro. Más profundo.  Más abierta la pretensión de decir lo tantas veces dicho, pero esta vez desde un sí misma que contiene, comprende y  nos lleve a un alto en  la realidad de los otros, los lectores,  lectoras,  como forma de abolir el tiempo,  el  propio tiempo,  a través de un diálogo en el que se va pautando la pregunta  para introducirnos al poema siguiente.
Los subtítulos no son más que escalones de descanso, o temor, de ... ¡si pudiese haberla elegido!, reza el verso,  de  ... no sé para qué existo, ni si debiera... saberlo.  
  Giuliana Ficci.

Avanti

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook
Se ha producido un error en este gadget.