domingo, 7 de abril de 2013

En la calesita

pasa uno
pasa otra
hasta que el calesitero fija los ojos y zas!
es tuya la sortija
podés volver a casa contenta.

En cada vuelta van tus sueños
sabés que vas a dar vueltas
no, si el calesitero fijará la vista.
El caballo sube - baja
la niña ríe en ese solo hecho
no va atenta a lo que sueña
ríe
se reconforta en la vuelta
           Y en los rayos
que cuentan con la ventaja  de no ser idénticos
de empapar la tarde
inventar espejos
ella, no se cuestiona
 la muerte del calesitero
           Saca, pega el tirón
y acompaña con la mirada
hasta que la aleja              la vuelta.




Avanti

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook
Se ha producido un error en este gadget.