miércoles, 11 de septiembre de 2013

hablo, para que me escuches



hablo,  para que me escuches

para encontrar tus ojos
también   con desbordes
para que no pares,
paro
porque con diez por día
con lo único que vas a quedarte
es con hambre
hambre de vacío de boca
 estómago de puerta
 ropero
 cama rigurosa de por vida
  diez      al asco

Avanti

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook
Se ha producido un error en este gadget.