martes, 17 de septiembre de 2013

tantos han leído las Bases



 Hasta hoy, tantos han leído las Bases para participar en nuestro encuentro, que me veo en la obligación de contarles un poco de que se trata “en la real realidad” esta movida.
La convocatoria es en Eldorado, Misiones, Hogar San Juan.
A partir del viernes aproximadamente  a las 18 se da comienzo con las acreditaciones en el Museo Cooperativo, ubicado en el centro de la Ciudad.
Claro que antes, y de ser posible, hasta quince (15) días antes deben confirmar participación, enviar material por correo para la antología que surgirá del encuentro bajo el lema: hasta las manos (uds. escriben lo que les venga a cuento con las manos, o el aliento o la poesía), depositar, que más no sea una seña, para que nosotros podamos dar números ciertos a la gente del Hogar, avisar que es lo que piensan presentar, si libro o ponencia, o participar de las mesas de lectura, o..  y llegarse.
Los que vienen de Baires y/o remontando el Litoral en micro, llegarán indefectiblemente alrededor de media mañana del viernes: ¿Qué Hacen? Se van directamente al Hogar San Juan, ahí se los recibe, ya van tomando lugar en la habitación, ellos le brindarán la posibilidad de almorzar o podrán ir de restaurante, y volver a descansar.
Los que vengan en avión, el Aeropuerto los deja a 100 km. Y desde ahí, (Pto. Iguazú)  tendrán que tomar  un micro. Viaje de 2 hs aprox.
 “El San Juan” es un sitio sumamente confortable, ahí  disponemos de un espacio con salón, escenario y dormitorios (habitaciones para dos o tres personas, ala para mujeres y otra para varones)  en primera planta con baños compartidos (perfectamente higienizados ) aclaro porque es importante, y porque realmente es un sitio, todo el predio, que vale la pena conocer y dónde van a poder disfrutar de la compañía y del espacio...
A las 18 largamos, se hace la apertura formal, acreditaciones, palabras alusivas y siempre siempre buscamos algún espectáculo o pequeña puesta musical para compartir antes de la ya conocida  panfleteada  de poesía por la ciudad. (Traigan sus trípticos, o folletos,  el diario de los poetas)
De ahí, a la cena de bienvenida –traslado por cuenta de la organización- 
Primera noche, no sé qué comeremos, sé que tiene de bueno, y es que más allá de compartir la mesa con  los amigoas, lo que en sí ya amerita, comenzamos a darnos, con los que de alguna forma, ya sea por la lectura, o el face, o el amigoa de la amigao, o la efímera voluntad de escribir que nos convoca, y nos ponemos en común, somos parte.
Entonces,  empieza el Encuentro de Eldorado

Avanti

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook
Se ha producido un error en este gadget.