lunes, 8 de diciembre de 2014

Caras




... a veces, me doy vergüenza
de mí
 de no poder cambiar la cara
 vuelvo a la casa
 que flota río 
de seguir aladas
firme a contra peso
sosteniendo el puñado de igualdades
y tablas
juego a futuro hasta el cuello
            termino  por techo en cuento de otra 
pero aún mansa,
ni en birome
         cambia,
cara mía.


Avanti

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook
Se ha producido un error en este gadget.