lunes, 8 de diciembre de 2014

Caras




... a veces, me doy vergüenza
de mí
 de no poder cambiar la cara
 vuelvo a la casa
 que flota río 
de seguir aladas
firme a contra peso
sosteniendo el puñado de igualdades
y tablas
juego a futuro hasta el cuello
            termino  por techo en cuento de otra 
pero aún mansa,
ni en birome
         cambia,
cara mía.


Avanti

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook