domingo, 5 de mayo de 2013

dOS.



 Y vino el albatros
a posarse en la playa
Tocó espuma sembrada de aire
arena  en la palma
oteó
desolada
Sacudió el esqueleto
En la otra orilla,  ella
miraba.

Una viga gris penetraba
allá
lejos, la primera rompiente
no había brisas
      sino claridad masticada

y un hombre curvo
 chiquito
sosteniendo  una vara
enlazó    a la pesca
 universos.

de Poemas para tomar la voz.

Avanti

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook
Se ha producido un error en este gadget.